¿Quieres tener una Segunda Oportunidad?

Un Juzgado de lo Mercantil de Barcelona ha confirmado la aplicación del reconocimiento del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho a un concursado que acumuló una deuda de  218.697,58 euros, situación límite que muchos profesionales y empresas tendrán que acudir en estos días de pandemia para paralizar esas deudas e intereses que no paran de aumentar.

Una vez declarado el concurso y una vez que se constate la insuficiencia de la masa activa para satisfacer los créditos, el deudor puede peticionar este Beneficio de exoneración de pasivo insatisfecho que, como recoge la Ley Concursal, el Juez del concurso puede acordar siempre que concurran tres requisitos ineludibles: a) Que el deudor sea persona natural; b) Que el concurso se concluya por liquidación o por insuficiencia de la masa activa; c) Y que el deudor sea de buena fe.

En este supuesto, al cumplir todos los requisitos y al no existir  elementos de juicio que permitan calificar el concurso como culpable ni ninguna otra responsabilidad concursal, la Juez ordena la conclusión del concurso y reconoce al deudor este beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho que resulta ser “definitivo y alcanza a todo el pasivo no satisfecho por el concursado”

Fuente: Economist & Jurist

¿Quieres tener una Segunda Oportunidad?
Etiquetado en:         
EnglishFrenchGermanRussianSpanish